Invitaciones de boda: qué datos llevan y cómo redactarlas
Bodas

Invitaciones de boda: qué datos llevan y cómo redactarlas

Ahora que ya habéis aprendido a hacer la lista de invitados de vuestra boda y habéis calculado el número casi exacto de invitados, es momento de pedir las invitaciones.

Pero antes de prepararlas debéis tener claro qué datos suelen incluir. Así que si no estáis completamente seguros de qué información tenéis que aportar a vuestros invitados sobre el día en el que sellaréis vuestro amor, este post os interesa.

Los datos de los novios

Aunque es muy probable que entreguéis las invitaciones de boda personalmente a vuestros invitados, vuestros nombres deben aparecer en ellas. Por lo que podéis incluir vuestros nombres y apellidos si optáis por un estilo clásico, o solamente vuestro nombre si preferís un estilo desenfadado y moderno. Por norma general, el nombre de la novia se escribe primero.

Si habéis elegido un estilo clásico, según el protocolo de las invitaciones deberíais incluir el nombre de vuestros padres (el nombre y el primer apellido). Además, aunque optéis por un estilo informal, si vuestros padres os ayudan a pagar la boda, mencionarlos es un bonito detalle que agradecerán. Al igual que en el caso de los novios, los nombres de los padres de la novia se escriben primero.

Los datos de la boda

El segundo dato más importante de la invitación es indicar los datos de la boda, lo que incluye especificar la fecha, la hora y el lugar donde celebraréis vuestro día especial. Aquí es importante que tengáis en cuenta una cuestión: y es que, si vais a celebrar la ceremonia y la fiesta en distintos lugares, debéis indicar ambos espacios junto a un horario. Recordad que, para poder incluir estos datos en las invitaciones, debéis tenerlos confirmados con el restaurante, la finca o la iglesia.

Los datos de contacto

En las invitaciones se suelen añadir los datos de contacto de los novios (o de quienes se encarguen de organizar la boda) para que los invitados confirmen o declinen su invitación. Esto dependerá de vuestra forma de organizaros, por lo que podréis indicar que confirmen la asistencia o, todo lo contrario, que solamente se pongan en contacto aquellos que la declinen.

Los datos de contacto suelen ser dos números de teléfono, en los que se incluye el nombre de quien atenderá la llamada. Sin embargo, hoy en día también se pueden incluir otros, como direcciones de correo electrónico.

Un texto

Al final de la invitación podéis añadir una frase o texto que os guste o que hable del amor o del matrimonio. Podéis, asimismo, agregar una frase de agradecimiento a vuestros invitados en la que les expreséis vuestro cariño y por qué queréis que formen parte de vuestro día especial.

La redacción de estos textos puede ser formal o informal. Esto depende de vuestra personalidad y del estilo de boda que tenéis pensado. Ambos son válidos, pero debéis tener en cuenta que deben mantenerse a lo largo de la invitación.

Datos complementarios

A partir de este punto, los siguientes datos son opcionales, por lo que no todas las invitaciones los incluyen. El propósito de la invitación es facilitar la información del evento, así que cuantos más datos añadáis, más informados y preparados estarán vuestros invitados. Por lo tanto, si alguno de los lugares donde celebraréis vuestra boda es poco conocido o de difícil acceso, podéis incluir la dirección (calle y número), así como un mapa.

Si tenéis más información, podéis incluirla en vuestras invitaciones, como por ejemplo si contaréis con una mesa de regalos, si los preferís con antelación, en efectivo o por transferencia (son muchas parejas las que incluyen el número de cuenta bancaria en las invitaciones).

La información sobre los acompañantes es también importante, ya que, de esta manera, podréis indicar a compañeros de trabajo o antiguos amigos del colegio si pueden venir acompañados. Para ello podéis modificar el texto de la invitación (utilizar “te esperamos” o “te invitamos”, en lugar de “os esperamos” u “os invitamos”) o especificarlo en el sobre de entrega (incluyendo, a modo de ejemplo, “Pablo” o “Pablo y acompañante”).

Además, si tenéis invitados que vendrán de lejos para acompañaros durante vuestro día y que pasarán todo un fin de semana en vuestro municipio, un bonito detalle es preparar para ellos una tarjeta adicional con algunas especificaciones útiles, como, por ejemplo, hoteles cercanos al lugar de la boda, actividades a realizar, lugares de interés que pueden visitar en su estancia o cualquier dato que les sirva de ayuda.

Por último, si vuestra boda va a ser de una temática especial, como podría ser una ibicenca, o si vuestros invitados deben seguir un código de vestimenta concreto, deberéis indicarlo en las invitaciones.

Entregar las invitaciones

Una vez preparadas las invitaciones, podréis entregar la primera tanda. Si os encontrarais con bajas, podríais suplirlas con los integrantes del listado de sustitutos que habréis preparado según os comentamos en el anterior post. Por ello, las invitaciones se deben dar con suficiente tiempo de antelación para iniciar una segunda tanda de entregas.

Ahora ya sabéis qué información debéis incluir en vuestras invitaciones para que vuestros invitados conozcan todos los detalles imprescindibles sobre el día de la boda y estén preparados para acompañaros durante vuestro día especial.

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *