Cinco postres y dulces típicos de la Semana Santa
Restauración

Cinco postres y dulces típicos de la Semana Santa

La Semana Santa está al caer, y con ella llegan las vacaciones y los días de pasar nuestro tiempo libre con la familia y los amigos. Son muchos los que aprovechan para ir de picnic o para reunirse con sus seres queridos, y también los que terminan sus reuniones con los dulces típicos de estas fiestas. No importa donde estén: si en el campo, en una casa o en un jardín; pero los postres siempre acompañan la sobremesa. Y es que, ¿qué mejor manera de terminar estas reuniones que con unos postres tradicionales de la Pascua?

Dicen que a nadie le amarga un dulce, y en Semana Santa vemos que menos todavía. Se podría decir que es una de las épocas más dulces del año. Si quieres saber a qué postres nos referimos cuando hablamos de “típicos”, toma nota porque te presentamos cinco de ellos.

La mona de Pascua

Probablemente este es el dulce más representativo de la Semana Santa. En la zona mediterránea recibe este nombre, mientras que en otras regiones de España se sirven alimentos parecidos a esta famosa torta. Por ejemplo, en Galicia está el rosco de Pascua, en Asturias el bollo y en el País Vasco la opilla.

Así que casi con total tranquilidad podemos preguntar: ¿quién no ha merendado alguna vez una mona en su infancia? Con azúcar, con bolitas de anís, recubierta de chocolate, con huevo duro (o incluso con huevo Kinder) y con miles de formas diferentes. Son muchas las variedades que existen, pero todas ellas simbolizan lo mismo: el fin de la Cuaresma, por lo que se acaban las abstinencias.

Las torrijas

Las torrijas son también otro de los clásicos de la Semana Santa, ideales para aprovechar las sobras de pan. Se trata de un dulce muy fácil de preparar: a grandes rasgos, basta con seguir estos sencillos pasos.

  1. Hervir leche con azúcar, una rama de canela y corteza de limón.
  2. Dejar enfriar hasta que quede a temperatura ambiente.
  3. Cortar el pan a rodajas.
  4. Batir los huevos.
  5. Empapar el pan primero con la leche y luego con los huevos.
  6. Freír las torrijas con aceite de oliva.
  7. Servir con azúcar y canela al gusto.

Si quieres hacerlas, solo tienes que adaptar las cantidades que necesitas de leche y huevos en función de cuánto pan vas a utilizar. Nosotros te recomendamos un litro de leche y cuatro huevos por cada barra de pan, aunque estas medidas no tienen por qué ser exactas.

Los roscos fritos

El tercer postre que te traemos para celebrar la Semana Santa son los deliciosos roscos fritos o rosquillas, típicos de Andalucía (especialmente de Cádiz), pero que tienen un origen árabe.

Se pueden encontrar en muchas pastelerías del sur de nuestro país en estos días, pero si quieres prepararlos en casa te diremos que son muy fáciles de cocinar. Además, su elaboración es barata, ya que sus ingredientes son tan básicos como el aceite, harina, levadura, huevos, leche y azúcar.

Los buñuelos

Quizás los más tradicionales de esta época son los buñuelos de cuaresma, que principalmente se diferencian de los tradicionales porque la masa se aromatiza con vino blanco, la ralladura de algún cítrico y anís en grano.

Pero no por ello debes dejar de comer los clásicos buñuelos de viento. Para la elaboración de este postre que tiene su origen en la época medieval necesitarás yemas, azúcar, limón, canela, maicena y leche.

La leche frita

El último dulce clásico de Semana Santa que hemos seleccionado es la leche frita. Se elabora cociendo harina con leche y azúcar hasta que espesa, y posteriormente se reboza y se fríe.

La receta tradicional incluye ingredientes como la canela y la vainilla, pero en los últimos tiempos se ha puesto de moda cambiarla un poco y adaptarla a cada gusto. Es por esto que hoy en día podemos encontrar leche frita al caramelo, al limón, de chocolate, de coco o incluso leche frita vegana. Así que podríamos decir que a quien no le guste la leche frita es porque tal vez todavía no ha probado aquella que encaja con su paladar.

Una rica oferta repostera

Igualmente existen muchos otros postres que endulzan la Semana Santa en España, como los pestiños, borrachuelos, gañotes, flores fritas o rubiols. Tampoco nos olvidamos de los clásicos conejos de chocolate que tanta ilusión provocan en los niños (y también algunos adultos) que los reciben.

Ahora que ya conoces los dulces típicos de la Pascua en España, ¿cuál quieres probar estas fiestas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *